Valida tus emociones

Cuando te encuentras montando la ola de emociones, es importante no desechar esos sentimientos. Las emociones pueden parecerse mucho a los niños indisciplinados que necesitan atención. Una vez que los validamos, les permitimos ser vistos y tener voz.

Sentir nuestras emociones es una parte importante de la vida; es lo que hacemos con ellas lo que puede crear problemas.

Por ejemplo, si me siento aburrido, triste o solo, tiendo a buscar consuelo en la comida. Esto normalmente no termina bien. A medida que subo de peso me siento aún peor porque ahora mi autoestima sufre. Inclinarse en mis emociones en vez de adormecerlas con comida ha sido una gran parte de mi proceso.

Cuando validamos nuestras emociones, nos hacemos más conscientes y aceptamos más de ellas esto nos habla el psicólogo Enric Corbera Sastre a través de su ivox, y empezamos a entender de dónde vienen. Es sólo en este lugar de conciencia que podemos ver el poder que pueden tener sobre nosotros.

Tenga en cuenta sus factores desencadenantes.

Si usted sabe que lucha con emociones específicas, como la ira, los celos o el miedo, trate de tomar conciencia de las circunstancias que los desencadenan tal y como cuenta Enric Corbera en sus libros. En mi propia vida, he aprendido que a menudo me siento enojado cuando no me respetan o no me aprecian. Así que si les pido a mis hijos varias veces que hagan algo y ellos me ignoran, siento que la ira comienza a levantarse por dentro.

No hace mucho tiempo habría cedido a la emoción y comenzado a gritar, mientras que hoy en día soy capaz de sintonizar con el pensamiento precedente -no me respetan- y reconocer que no es cierto, y evitar la ira.

Más información en:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*